viernes, 7 de octubre de 2011

Vitamina B12


Resulta un desafío argumentar sobre un tema que carece de investigaciones concluyentes; confío que el presente artículo será un feliz aporte para la comprensión y la toma de decisiones.
La vitamina B12 es presentada cómo un peligro potencial de la dieta vegana, desalentando a las conciencias emergentes a dar ese gran paso hacia la salud, la coherencia interna y la ética. Que oficialmente se citen, cómo fuentes confiables, sólo las de origen animal es usado cómo argumento para acusar a la dieta vegana de carente, inviable y antinatural. Evidentemente se está pasando por alto el hecho que los productos lácteos son fortificados con vitaminas, hierro e incluso calcio!, el harina enriquecida con hierro y vitaminas B1, B2, B3 y B9 y la sal enriquecida con yodo. Por supuesto estos criterios responden a la dieta de la mayoría. Simplemente están leyes están obligando a la industria a emparchar las carencias más evidentes de la dieta convencional cárnico láctica. Resulta interesante observar que, a pesar de esto, una de las preguntas más frecuentes que recibe un/a vegan@ sigue siendo “¿De dónde obtenés el hierro?”. Con la dieta vegana obtenés el hierro naturalmente del reino vegetal al igual que el toro, el gorila y el elefante; para saber de donde obtiene el hierro quien lleva la dieta convencional nada más elocuente que citar literalmente lo que puede leerse en el dorso del paquete de harina de trigo “Favorita” (con "Nutri Hierro") de industria argentina:
"¿Por qué Nutri Hierro? Porque es un hecho que la falta de hierro es una de las carencias nutricionales más comunes en nuestro país, Favorita fortifica toda su línea con una mayor proporción de hierro a la requerida por la ley 25.630 logrando de esta manera cubrir el 50% de los requerimientos diarios de este mineral. Ahora con Favorita, además de amor, llevás toda la nutrición a la mesa."
Recordemos que Argentina es el país Nº 1 de consumo de carne, con unos 72 kg/habitante/año. Recordemos que es también el país que encabeza las estadísticas en causas de muerte relacionadas con la carne cómo son las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.
Si la conciencia ética y alimentaria fuera más extendida, habría sin duda una normativa que obligaría a suplementar con B12 muchos de los productos alimenticios manufacturados.
Lo cierto es que no hay investigaciones que reflejen que la población vegana presente mayor riesgo de manifestar carencias de vitamina B12; único nutriente en tela de juicio. Si bien la población vegana presenta menores índices de B12 en los análisis clínicos, podrían estar de hecho, necesitando mucho menos que el resto. La dosis diaria recomendada y el rango de concentración “normal” en sangre fueron estimados en personas que llevan el estilo de vida y dieta convencionales, que viven enfermando, tomando remedios y recibiendo tratamientos médicos y con una expectativa de vida promedio de 70 años. Resta por estudiar cuales son los valores . Así cómo l@s vegan@s presentan menores niveles de B12, también presentan menor incidencia de las patologías relacionadas con su carencia. Se ha demostrado, así mismo, que cuando baja la ingesta en la dieta aumenta el índice de absorción y también las evidencias muestran que hay mayor producción de vitamina B12 , por las bacterias en simbiosis en el intestino de personas veganas que en el del resto de la población.
Resulta interesante añadir que a mayor ingesta de proteínas y grasas (Dietas con productos animales) mayor necesidad de B12 y a mayor ingesta de ácido fólico (Dietas ricas en hojas verdes) menor demanda orgánica de B12.
El consenso social sobre la importancia de los suplementos vitamínicos no es natural ni casual sino creado ex profeso por la industria farmacéutica (la más rentable del Mundo), mediante incontables millones invertidos en publicidad y control (Ver La mafia médica de Ghislaine Lanctôt).
Hay un par de patéticos e incompasivos estudios de experimentación animal que empero cabe mencionar.
En una oportunidad se alimentó un grupo de ratas con basura y a otro con pan blanco al que se le añadieron todas las vitaminas conocidas. El primer grupo vivió y se desarrolló en forma saludable mientras que del segundo murieron todos los individuos en corto tiempo.
En otra oportunidad se alimentó a un grupo de ratas con cereales de desayuno; sí, justamente esos fortificados, entre otras cosas, con B12. A un segundo grupo se los alimentó solamente con la caja de cartón de dichos cereales y a un tercer grupo se lo mantuvo en ayuno sólo con agua. El primer grupo en morir fue el que se alimentó de cereales, el que ayunó vivió considerablemente más y el que comió cartón se desarrolló de forma normal; sin palabras.
Podemos observar etnias y culturas que ostentan una rebosante salud y longevidad y veremos que, invariablemente, llevan una alimentación siempre cercana a las bases de la Higiene Natural, es decir eminentemente vegana y cruda. Cómo es el caso de l@s hounzas, un pueblo que vive aislado en medio de los Himalayas desde hace más de 2000 años, llevando una alimentación predominantemente vegetariana, casi siempre en crudo y viviendo casi exclusivamente de frutas. Los hombres pueden ser padres a los 90 años y las mujeres conservan su figura y fertilidad a edad avanzada y parecen 20 años menores. Nadie muere antes de los 100 años, edad a la que trabajan a la par de l@s jóvenes. Sin embargo la industria médica ha de creer que muy probablemente estén sufriendo, sin saberlo, grave deficiencia de B12 y tal vez quieran salir corriendo a “informarles”, “alertarles” y, por supuesto, ¡Venderles! sus suplementos vitamínicos... Afortunadamente l@s hounza son felices y analfabet@s, y además de desconocer las enfermedades y vivir una larguísima vida con una expectativa mayor a los 120 años, también desconocen el dinero. Un dato a colación es que el árbol y fruta nacional hounza es el damasco, que es su alimento principal sobre todo en los meses fríos. Les es común terminar un almuerzo comiendo de 30 a 50 semillas de damasco cómo postre. Se descubrió en la semilla de damasco la vitamina B17 (Laetril). Su molécula está formada por dos unidades de glucosa una de benzaldehído y una de cianuro. En presencia de Beta-glucosamidasa, una enzima abundante en las células cancerosas y escasa en el resto del organismo, se disocia liberando el cianuro y el benzaldehído que son dos potentes venenos y que al actuar en conjunto multiplican su acción por 100, destruyendo la célula. Luego la Tiosulfato-cianuro-azufre-transferasa (Rodanasa) neutraliza el cianuro y lo transforma en subproductos no tóxicos que nutren el organismo; ésta enzima no está presente en las células cancerosas, pero abunda en el resto del organismo. Se puede tratar el cáncer comiendo de 3 a 5 semillas de damasco bien masticadas cada hora durante las horas que se esta despiert@ pudiendo observar mejorías un unas pocas semanas... A pesar de haberse reportado casos de curación del cáncer usando vitamina B17, no sólo se prohibió su uso sino que, curiosamente, ¡También se prohibió su investigación!
Los referentes son incontables, sólo por comentar uno mas citaré los Eicosanoides, unas superhormonas que controlan todas las funciones celulares y que, por lo tanto, su regulación permitiría curar todas las enfermedades, dejando obsoletos los medicamentos y tratamientos médicos. Su descubrimiento valió el Premio Nobel de medicina en 1982, sin embargo, parecieran haber pasado al olvido. ¿Por qué? Porque a pesar de haberse invertido millones en conseguir un fármaco capaz de regular su producción nunca se tuvo éxito y, por contrapartida, se comprobó que pueden regularse mediante la dieta. Ya que esto no es para nada rentable, no son, por consiguiente, un tema popular.
¿Entonces es todo un fraude y con nuestro veganismo estamos libres de peligro? ¿Estamos obteniendo tanta B12 en nuestra dieta cómo l@s hounza? La respuesta a ambas preguntas es que probablemente no. Mí intención es presentar la problemática, señalando la importancia de realizar cambios en nuestra dieta y hábitos, aportar nuevas hipótesis y en todo caso la necesidad de nuevas exploraciones científicas, así cómo dar herramientas para que cada un@ decida si suplementará o no su dieta con vitamina B12.
¿Qué es la vitamina B12?
Pertenece al llamado , inicialmente se las denominaba , luego se descubrió que eran un conjunto de vitaminas hidrosolubles con funciones similares, formado principalmente por Tiamina (B1), Riboflavina (B2), Niacina (B3), Ácido Pantoténico (B5), Piridoxina (B6), Biotina (B8), Ácido Fólico (B9) y la Cobalamina o Vitamina B12, que son a su vez un conjunto de compuestos (corrinoides) con estructura y función similar. Es la vitamina más compleja y de más compleja absorción (cómo veremos más adelante), la única sustancia biológica que contiene Cobalto y con una demanda orgánica en el orden de los microgramos, es decir mil veces menos que el resto de las vitaminas. Al aislarla cristaliza cómo un compuesto rojo que contiene cobalto y fósforo. En la naturaleza no encontramos una vitamina B aislada del resto lo que nos sugiere que en los alimentos que contienen vitaminas del Complejo B debe haber también B12.
La cantidad diaria utilizada en muy pequeña y por contrapartida el hígado almacena reservas para muchos años, incluso décadas.En la naturaleza ¿Quien la fabrica?
Ninguna planta o animal es capaz de fabricar vitamina B12; esta es producida por bacterias presentes en el suelo, el agua (dulce y salada), en la superficie de las frutas y las verduras, en simbiosis radicular con las plantas y en simbiosis intestinal en los animales, incluido el animal humano. En condiciones normales, las bacterias, presentes en nuestra flora intestinal, la fabrican para nosotr@s en cantidad suficiente y en el sitio adecuado. Se ha demostrado que la flora bacteriana bucal también produce B12, sin embargo no se ha estudiado si es activa. Lo que sí sabemos es que la flora benéfica repoblará la boca en ocho días, mientras que la flora patógena lo hace en ocho horas, por lo que resulta imprescindible abandonar el uso de dentífricos fluorados y adoptar estrategias de higiene naturales.
Gran parte de la vitamina B12 excretada es reabsorbida en los intestinos, por lo que puede ser reutilizada una y otra vez.
Las “autoridades” médicas informan que en los alimentos vegetales (con los métodos actuales) no encuentran cantidades significativas de B12, lo cual no significa que no haya.¿Qué funciones cumple?
Está implicada en la síntesis y crecimiento celular, síntesis y regulación de ADN, mielinización de las neuronas, metabolismo de ácidos grasos y aminoácidos, regeneración del ácido fólico, formación de glóbulos rojos en la médula ósea y en la producción de energía.
En la forma de metilcobalamina cataliza la reacción que convierte la homosisteína en metionina y en la forma de 5-desoxiadenosilcobalamina cataliza la conversión de L-Metilmalonil CoA a Succinil CoA.
El papel que desempeña respecto del sistema nervioso, despierta mí reflexión intuitiva sobre innumerables grandes genios de la humanidad tal cómo Einstein y Da Vinci que eran vegetarianos, a los que, según parece, les funcionaba muy bien el cerebro. Por su intervención en la síntesis de eritrocitos, su carencia es causa de anemia. Ahora bien, sabemos que la anemia es una enfermedad harto común en la población; siendo que el veganismo es muy poco común, se deduce que la anemia es consecuencia de la alimentación omnívora, de hecho muchas personas que siempre la han padecido se curan al pasarse a una dieta vegana. Por otra parte debido a que, cómo veremos, es de vital importancia la correcta digestión y tránsito intestinal para su absorción y dado que la dieta convencional genera putrefacción, mucosa, toxemia, constipación, etc., la realidad demuestra todo lo contrario a lo que se afirma: la alimentación omnívora presenta mayores riesgos de carencia de vitamina B12 que la dieta vegana.¿Cómo se absorbe?
Dado que es una molécula muy grande necesita formar complejos con otras moléculas para resistir la digestión, atravesar la membrana intestinal y viajar por el torrente sanguíneo. La Cobalamina está unida a las proteínas de los alimentos; se libera por la acción del ácido clorhídrico y la pepsina. Una vez liberada, forma un complejo con las proteínas ligadoras R (R), tales cómo haptocorrinas y cobalofilinas, que son glucoproteínas secretadas en la saliva y el estómago. Mientras tanto el denominado Factor Intrínseco (FI) es secretado, luego de una comida, por las células parietales del estómago. La B12 y el FI tienen muy baja afinidad a pH ácido. El complejo R-B12 se disocia en el duodeno por la acción de las proteasas pancreáticas que disuelven parcialmente la Proteína R; La B12 se une entonces con gran afinidad al FI. El FI no es atacado por las proteasas. La B12 secretada por el hígado también se une al FI formando el ciclo enterohepático. El complejo FI-B12 resiste la digestión a lo largo del intestino delgado y se une a un receptor específico en la membrana mucosa del íleon terminal. Se absorbe por endocitosis; éste receptor no se une a análogos de la vitamina B12 que son de estructura similar pero no presentan actividad biológica en human@s. Es transportada por el torrente sanguíneo unida a la proteína plasmática Transcobalamina II (TII). El complejo TII-B12 es introducido por proteínas receptoras de transcobalamina y disociado por lisozimas dentro de las células de la médula ósea y de las células hepáticas dónde se une a la Transcobalamina I (TI), formando el complejo TI-B12 que es la forma en que es almacenada en hígado y tejido muscular.
Hay también una absorción pasiva, a altas dosis (desde 1 mg), donde sin FI, pequeñas cantidades pueden ser absorbidas en la boca y hay también evidencias de absorción duodenal.
Por lo expuesto se entiende que se requiere un correcto funcionamiento del aparato digestivo para que la vitamina B12 sea absorbida. Se requiere así mismo que el pH sea neutro y deben estar presentes iones de calcio (Recordemos que la alimentación cárnico láctica es acidificante y descalcificante).
La absorción es limitada, cercana a los 2 μg/día.Síntomas de carencia
Puede causar patologías hematológicas, neurológicas e intestinales.
La deficiencia es causada más por un dañado, cuando no estropeado, mecanismo de absorción que por ausencia en la dieta.
Por déficit de B12 se interrumpen las vías metabólicas donde esta cataliza la conversión de homocisteína a metionina y de metilmalonil CoA a Succinil CoA, provocando homocisteinuria con aciduria metilmalónica, acumulándose, de esta forma, homocisteína y ácido metilmalónico en sangre y por lo tanto también en orina, lo que puede devenir en infarto cerebral y ataques cardíacos (aunque estos son también causados por arteriosclerosis y envejecimiento). El resto de los síntomas, incluida la anemia, pueden ser causados por y son indistinguibles del déficit de folato (B9), tales cómo palidez, fatiga, baja energía, palpitaciones, infección de las vías respiratorias, hormigueos en las extremidades, entumecimientos, alteraciones de la vista, perdida de memoria, alteraciones del sueño, pérdida del equilibrio, confusión, alucinaciones llegando a la demencia, diarrea, incontinencia urinaria, impotencia, inflamación del tubo digestivo, garganta y lengua, irritación y enrojecimiento de la piel, irritación de la lengua, zumbido en los oídos, fiebre, dolor de cabeza.
En los bebés la sintomatología se presenta rápidamente cómo inapetencia, pérdida de energía e irregularidades en el crecimiento.Factores que disminuyen o destruyen el contenido en los alimentos o bien dificultan o destruyen los mecanismos de absorción y síntesis interna o bien incrementan las necesidades orgánicas de vitamina B12
Sabemos que los animales vegetarianos obtienen B12 suficiente de la interacción con su entorno y de la producción interna de bacterias en simbiosis en sus intestinos. Sabemos que nosotros somos biológicamente frugívoros y, por lo tanto también deberíamos obtener suficiente B12 llevando una dieta vegana. Hasta aquí lo “que debería suceder”, veamos por qué esto podría no estar sucediendo...
Contaminación ambiental (Aire, agua, suelo, radiaciones, etc.)Uso de agroquímicosIrradiación de alimentosRefinamiento de los alimentosCocción de los alimentosEstrésFormación deficiente del Factor IntrínsecoPutrefacción intestinalDieta mucogénicaBacterias patógenas u hongos en los intestinosIngestión de proteína y grasa animal cocidasDieta híperproteicaDieta rica en grasa (reduce la producción de Factor Intrínseco)Comer en excesoExceso de pulcritud! ¿Nunca te preguntaste por qué tú hermano perro que come en el suelo, toma agua de la zanja, lame sus patas y su trasero tiene siempre más energía que vos?Comer con cubiertosMala combinación de alimentosAditivos químicosDrogasAlcoholTabacoConsumo de alimentos irritantes, tal cómo chocolate, café, té, mate, picantes, sal refinadaMedicamentosAnticonceptivosAntibióticosConsumo artificial de vitaminas, especialmente vitamina CParasitosis por gusanos de carne de pecesCirugías y tratamientos específicos en el sistema digestivoLa producción agrícola moderna se preocupa más por la cantidad y tamaño de las frutas, vegetales y semillas que por su capacidad nutritiva e incluso su sabor. Si analizamos el contenido de vitaminas y minerales, observaremos una disminución progresiva a lo largo de las últimas décadas, debido principalmente al uso de agrotóxicos, fertilizantes químicos, transgénicos, monocultivo, abandono de rotación de cultivos, uso de maquinaria agrícola (por compactación de suelos y afectación negativa de la microflora bacteriana), etc.
Recientemente se está investigando la fertilización de cultivos de oleaginosas con Cobalto (Co). Sabemos que el Co es precursor de la vitamina B12 y se ha demostrado la relación directa entre la disponibilidad de Co en el suelo y el contenido de B12, formación de leghemoglobina (Una hemoproteína fijadora de O2 presente en los nódulos radiculares de las leguminosas) y la capacidad de fijación de Nitrógeno atmosférico (N2) por parte de las bacterias nitrificantes, tales cómo Nitrobacter, Nitrosomonas y Rhizobium.
Por supuesto abogo por métodos naturales de fertilización y cultivo, sin embargo esta investigación demuestra la relación entre el empobrecimiento de los suelos y la disminución del contenido de B12 en los vegetales que consumimos. También refleja la visión materialista, dualista y reduccionista de la ciencia, que busca siempre principios activos e intenta aislarlos, olvidando la importancia de la sinergía o interacción de elementos y energías. Lo mismo que la medicina intenta alimentarnos con vitaminas industriales, se ha cometido el error por largo tiempo de agregar al suelo fertilizantes químicos y sólo los elementos de los que se conocía su efecto. Así hemos añadido principalmente Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Calcio, Magnesio y Azufre cómo macronutrientes e Hierro, Zinc, Cobre, Manganeso, Molibdeno, Boro y Cloro cómomicronutrientes. En lugar de abonar con materia orgánica, manteniendo a la vez la salud del suelo, que con sus procesos de descomposición naturalmente brindará todo lo que las nuevas plantas necesitan, incluso elementos que aún desconocemos.Análisis clínicos
Si querés testear tu nivel de B12 deberás guiar a tu médico puesto que lo más probable es que no esté al tanto de los análisis correctos que debe realizarte. Si te preguntás cómo es posible... bienvenid@ a la ignorancia programada de la medicina mercantilista...
Así cómo la estructura y el mecanismo de absorción son los más complejos entre las vitaminas, también lo es el análisis clínico. Una sospecha de deficiencia sólo se puede confirmar luego de remitir el cuadro clínico con la administración oral o inyectable de vitamina B12.
Por un lado no hay un método de análisis estándar preciso (“método gold estándar”) ni un criterio consensuado de concentraciones normales. Luego tenemos que altas dosis de B9 pueden mantener oculta la carencia de B12, sin que se refleje una disminución de la concentración sanguínea hasta muy avanzado el daño neurológico. Por lo cual necesitamos testear de forma indirecta. Podemos controlar el nivel de homocisteína en sangre; teniendo en cuenta que la hiperhomocisteinemia puede ser causada por deficiencias de B6 y B9, de modo que debemos descartar antes esas deficiencias. El mejor indicador, aunque es un estudio muy costoso, es el ácido metilmalónico, buscando niveles aumentados en sangre y en orina, aunque también hay que descartar que no provengan de una insuficiencia renal. Algunos laboratorios cuentan con nuevos equipos de detección de holo transcobalamina ll sérica, ya que es una proteína dependiente únicamente de la vitamina B12, resultaría la opción más fiable y podría suplantar las pruebas combinadas de B12 en suero y metabolitos en suero y orina. No obstante, es de esperar que también este sea un estudio muy costoso. Rangos considerados normales
B12 sérica 200 - 900 pg/ml; siendo deseable un mínimo de 450 pg/ml.
Homocisteína sérica 2,2 - 13,2 µmol/l; siendo deseable menos de 10 µmol/l.
Ácido metilmalónico sérico 0,07 - 0,27 µmol/l; en orina 0,58 - 3,56 µmol/mmol de creatinina.Fuentes que restan ser estudiadas
Muchos alimentos citados cómo posibles fuentes de cobalamina, cómo es el caso de algunas algas y productos fermentados, han demostrado ser inefectivos; o bien por carecer de presencia o de cantidades significativas de B12 o bien por contener también análogos de B12 (formas no activas) que, según afirman, podrían incluso interferir en la absorción. De otros de los que sí sabemos contienen B12 activa, no se ha estudiado si la ingesta regular efectivamente aumenta o sostiene los niveles de B12, que es la única manera de aceptarlos cómo fuentes seguras. Algunas de estas fuentes son: dang gui (Angelica sinensis), maca, aloe vera, té de kombucha, rejuvelak, jugos fermentados de remolacha* y zanahoria, mohos, musgo, verdín, banana, cebada, centeno, legumbres, perejil, espinaca, alfalfa, consuelda, shitake, trébol rojo, tofu, jarabe de malta, las algas dulse, kelp, kombu, wakame y chlorella, nori crudo, agua de fuentes naturales, incluso un estudio menciona el agua de lluvia.
Se afirma que las semillas oleaginosas y las de las frutas son precursoras de B12.
Tampoco se han investigado plantas usadas en fitoterapia para curar la anemia, que siendo eficaces cómo son, deben estar actuando sobre el estado de la B12: achicoria, cardo mariano, marrubio, manzanilla, genciana, lúpulo y trébol de agua cómo tónicos digestivos para mejorar la absorción. Romero cómo vigorizante. Diente de León, romanza, ortiga verde, cola de caballo, encina y cebolla fermentada cómo vitaminizantes y mineralizantes.
*Usando un cultivo bacteriano adecuado sí se sabe que es efectivo.Entonces ¿Qué podemos hacer? Estrategias naturales
En primer lugar sabemos que las bacterias productoras de B12 se encuentran principalmente en el suelo; comer tierra es una práctica instintiva de todos los mamíferos, incluid@s l@s human@s no domesticados, también l@s niñ@s de la ciudad lo hacen si tienen oportunidad. Podemos bien hacer fangoterapia interna, que además de aportar cobalamina equilibra la flora intestinal y es desparasitante; una manera es con el Nendodango medicial*. Si comemos directamente de una huerta orgánica sin lavar los vegetales, ingeriremos algo de tierra y con ella también B12.
Así mismo, sabemos que excretamos cobalamina a través de las heces, incluso extractos secos de heces, de los propios pacientes, ingeridos en forma de cápsulas o bien mediante sondas, han probado ser un medio eficaz de revertir los cuadros de carencia. Se afirma que la simbiosis bacteriana en los intestinos del/a human@ civilizad@ está desplazada hacia el cólon, justo después del sitio de absorción; sin duda debido a la dieta, hábitos y medioambiente artificiales. La válvula ileocecal impide el pasaje de bacterias en sentido inverso, es decir desde el intestino grueso al delgado. Sin embargo, el reino animal usa la estrategia de ingerir tierra o heces para repoblar el tracto intestinal superior. Cómo sea, no necesitamos recurrir a la coprofagia para nutrirnos de B12. Si tenemos la oportunidad de regresar a la fuente, renaturalizando nuestros hábitos, podemos abonar la tierra directamente con nuestras excretas o bien compostar los sólidos del y fertilizar luego con eso la huerta, volviendo a cerrar el ciclo natural de nutrición mutua entre reinos.
*Es un invento mío versionando las bolas de semillas usadas en la agricultura natural. Se prepara con arcilla e hierbas y semillas desparasitantes usando para hidratar la mezcla alguna bebida fermentada cómo rejuvelak; una vez secas se tragan en forma de píldoras.
Suplementar la dieta con B12 de laboratorio
L@s niñ@s lactantes no necesitan suplementación con tal que la madre tenga niveles de concentración adecuados en la leche. Las dosis recomendadas son, para niñ@s de 2 a 6 años 1 µg/día; de 6 a 9 años 1,5 µg/día; de 10 a 13 años 2 µg/día; Adultos (desde 14 años en adelante) 2,4 µg/día; durante el embarazo 2.6 µg/día y 2.8 µg/día para las madres lactantes.
Se pueden consumir alimentos enriquecidos 2 o 3 veces al día para obtener al menos 3 µg/día, o bien tomar un suplemento de al menos 10 µg/día, o bien tomar un suplemento semanal de al menos 2000 µg.
En cuadros de deficiencia severa se suele administrar 1000 µg 1 vez al día por 10 días, luego 1000 µg una vez por semana por un mes y luego 1000 µg cómo mantenimiento y evaluar la respuesta.
Tener en cuenta que a mayor dosis menos absorción: si se consume hasta 1 µg se absorbe el 50%, desde 1000 µg (1mg) en adelante se absorbe sólo el 0,5%. De manera que un comprimido se puede ingerir a pedacitos, masticándolos para aumentar la absorción. Otra opción es diluirlo y consumirlo en forma de spray junto con las comidas. Siempre conviene consumir los suplementos junto con las comidas, ya que la presencia de alimentos favorece la absorción.Un problema económico, no médico
Pensar en recurrir a suplementos nos hace creer que no podemos ser totalmente autogestivos con nuestra salud y pensar en un modo de vida totalmente natural no dependiente de tecnologías y saberes académicos, sin embargo, la producción industrial de vitamina B12 se obtiene por fermentación de remolacha! Con lo cual el problema más que médico es económico, puesto que se reduciría a liberar la información del proceso y obtención de cepas, con lo que cada quien podría hacer su fermentación casera y consumir directamente la bebida sin necesidad de la aislación y purificación que sólo restan vitaminas y enzimas vitales, incluso algunas aún desconocidas. Estaríamos además ingiriendo no sólo B12 sino bacterias productoras de B12, con lo cual ayudamos a repoblar la flora intestinal, permitiendo la obtención de la simbiosis interna.
Mi hipótesis para una fermentación casera efectiva es combinar tres factores: en primer lugar necesitamos azúcar que podemos agregar en forma de azúcar mismo o de jugos de frutas o de raíces dulces cómo la remolacha. Luego, presencia de algún elemento orgánico vivo con potencial de aportar bacterias productoras de B12, cómo remolacha orgánica (que también aportaría el azúcar), perejil, aloe vera, etc... y por último, enriquecer el medio de cultivo con cobalto*. Otra opción es preparar con esta mezcla el caldo de fermentación para la kombucha. Una opción con éxito asegurado es conseguir un cultivo de bacterias productoras de B12 para agregar al caldo de fermentación, tales cómo Propionibacterium y Pseudomonas.
*Alimentos ricos en Cobalto: Algas, vegetales de hojas verdes, lentejas, soja, cerezas, pera, rabanitos, cebolla, coliflor y espinacas.Consideraciones finales
Mi consejo es que evalúes con sinceridad tu estado actual en un gradiente de higiene vs toxemia, de forma que puedas luego conjeturar las chances que podría estar teniendo tu cuerpo de obtener suficiente B12 de tus alimentos y de la simbiosis bacteriana intestinal. Sea lo que sea que elijas, te animo a poner energía en la purificación de tu dieta y hábitos y en construir un puente hacia una forma de vida cada vez más natural. Así mismo, te animo a implementar alguna de las prácticas con potencial de estar aportando cantidades significativas de B12 cómo consumir regularmente algunas de las fuentes naturales citadas.
Luego podés elegir suplementar tu dieta o confiar y estar atent@ a cualquier sintomatología, escuchando tu cuerpo o bien chequear regularmente tus niveles sanguíneos de B12 y homocisteína (Si fuera posible de ácido metilmalónico y holo transcobalamina ll) y evaluar la respuesta a los cambios de dieta y hábitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

>Por un problema boludo de blogger NO vas a poder comentar sin estar primero logeado, asegurate de logearte o copia en algun lado lo que escribis asi no lo perdes (cuando volves para atras borra el mensaje y ya hubo quejas... mias)
agradecemos (y hasta tal vez leamos) sus comentarios